domingo, 29 de enero de 2012

Música Mexicana En El Siglo XX

A principios del siglo XX y antes del 20 de Noviembre de 1910, México vivió musicalmente influenciado por la música europea. La Producción de la música mexicana fue escasa. Los Compositores e intérpretes mexicanos, formados en
el estilo romántico, produjeron obras que más bien eran copia o imitación de la música europea, pero no reflejaban su propia personalidad musical. Durante esta etapa se produjeron Valses, Danzas de salón, Gavottas, Marchas, Romanzas, Fantasías, Capriccios y en general todos los estilos de Música de Cámara y la mayor parte de estas composiciones eran para piano solo. De los compositores mexicanos de esta época los más destacados son: Gustavo E. Campa, Ernesto Elorduy y Juventino Rosas Cadenas.


Juventino Rosas Cadenas
Ernesto Elorduy 

Las convulsiones populares, originadas por la Revolución y la lucha por el poder, influyeron para que se suspendieran las actividades musicales en el país. Cuando torna la calma, se fundan en la Ciudad de México academias de piano, violín y canto y en algunos estados se fundan Conservatorios de Música. En esta etapa se inicia en México el Movimiento Nacionalista, introducido en el país por Manuel M. Ponce e impulsado por el primer Secretario de Educación Publica José Vasconcelos. Otro músico sobresaliente de esta época es José Rolón.

Manuel M. Ponce


 Esta es la etapa más importante en la historia de la música mexicana, ya que en ella se reorganiza el Conservatorio Nacional de Música, se funda la Orquesta Sinfónica de México (hoy Orquesta Sinfónica Nacional) en 1928, siendo su
director el maestro. Carlos Chávez; Julián Carrillo descubre el Sonido 13; Los músicos, cantantes, compositores y directores de orquesta mexicanos, ocupan un lugar importante a nivel internacional.
Carlos Chávez
Blas Galindo


Silvestre Revueltas
José Pablo Moncayo



MÚSICA MEXICANA DEL SIGLO XIX

Los años de la independencia eran muy ricos en expresiones musicales europeas que se reducían a satisfacer el gusto de las clases altas. Los indios y los negros, no eran el público habitual a la ópera y las salas de concierto y eso seguiría siendo hasta años muy recientes.

Pero los mexicanos de clases altas, criollos y mestizos, eran muy allegados a la música. Cabe destacar que era muy común que las familias de clase alta se juntaran a ejecutar obras de moda por aquellos años, así que en sus casas no faltaba un piano y los miembros de las familias cantaban, eran intérpretes de varios instrumentos de orquesta. Las casas que vendían partituras de obras de los compositores de moda como Verdi, en esos años ganaban mucho dinero. No existía la radio y la televisión.

Los entretenimientos de la sociedad de la clase alta mexicana, incluían además el de reunirse por las tardes a interpretar música, ir a la ópera y a los conciertos, ya que en México se estrenaban, por increíble que parezca, a la par que en Europa las obras de los compositores más importantes de la época.

Consumada la Independencia de México (1821), el desarrollo artístico-Musical fue patrocinado por tres Sociedades Filarmónicas.

La Primera la organizó José Mariano Elízaga en 1825. Tenía como propósitos formar un coro y una orquesta sinfónica, fundar una editora de música y establecer una academia de enseñanza musical.

En la segunda Sociedad Filarmónica, fundada en 1828, se destacan tres músicos: Agustín Caballero, Melesio Morales, José Antonio Gómez, Cenobio Paniagua y Angela Peralta, denominada en el extranjero como "El Ruiseñor Mexicano". Otra Aportación de Paniagua fue el organizar y dirigir en 1860 la primera compañía mexicana de Ópera.

La Tercera Sociedad Filarmónica de denominó Sociedad Filarmónica Mexicana. Se Instaló en 1866. A dicha sociedad se debe el establecimiento del primer conservatorio de música; Inicialmente se llamó Conservatorio de la Sociedad Filarmónica Mexicana y el 25 de octubre de 1867, el presidente de la República Lic. Benito Juárez García, decretó que dicho conservatorio fuera el Conservatorio Nacional de Música y Bellas Artes

Durante este período se dieron dos grandes compositores y músicos mexicanos: Carlos J. Meneses, Ricardo Castro y Felipe Villanueva.


José Antonio Gómez
Melesio Morales
Ángela Peralta
Ricardo Castro
Felipe Villanueva
Vals Capiccio (Ricardo Castro)

Vals "Poético" (Felipe Villanueva)



MÚSICA VIRREINAL MEXICANA


Entre los años 1521 y 1821, México rigió su vida bajo el yugo español. Estos observaron que los aztecas tenían habilidad musical y aprovecharon dichas habilidades para, por medio de la música acelerar la inculturación del pueblo. Fue Fray Pedro de Gante quien estableció la primera escuela de música en 1524, en Texcoco, la cual fue trasladada a la Ciudad de México en 1527.

En 1528 se fundó el Cabildo Eclesiástico de la Nueva España, que tenia como función principal dar los nombramientos de músicos y cantores encargados de ejecutar la música en las ceremonias religiosas.

En el siglo XVII llegaron a nuestro país compositores y músicos europeos, quienes difundieron los estilos y formas musicales de uso en aquella región del mundo, como el Canto Gregoriano, el Motete, el Madrigal, la Cantiga, el Villancico y la Sonata.

Los instrumentos musicales utilizados en la época colonial fueron la Flauta, la Trompeta, la VIhuela, la Guitarra, el Clavicordio y el Órgano.

Los compositores más destacados de esta época fueron Manuel de Sumaya, José Manuel Aldana, Hernando Franco, Antonio de Salazar, José Gutiérrez de Padilla y Juan Antonio Vargas y Guzmán.


MÚSICA PREHISPÁNICA



El término Prehispánico se deriva de pre:Antes e Hispánico: Español, lo que significa: antes de la llegada de los españoles (1519). Durante este período florecieron grandes culturas que dejaron testimonio de su existencia en maravillosas obras de arquitectura, pintura, escultura, cerámica y música. Estas culturas fueron la Azteca, Maya, Mixteca, Zapoteca, Tolteca, Otomi, Totonaca y Tarasca.

En náhuatl, no existe la palabra música, sin embargo, hay construcciones náhuas que pueden traducirse como música:

In huehuetl, in ayacachtli: el tambór, la sonaja.
Tlacuicatl: cantar de las cosas.

La Música Prehispánica era Pentáfona (cinco sonidos) y existían tres géneros:
  • Música Ritual. Se utilizaba en ceremonias o rituales como bodas, nacimientos, sacrificio de víctimas y funerales.
  • Música Guerrera. Cantos y danzas que se interpretaban antes y después de las Batallas.
  • Música Recreativa. Se ejecutaba en los bailes llamados Mitotes y las fiestas públicas Netoteliztli.
Los instrumentos musicales utilizados por las culturas prehispánicas eran de tres clases:


De Percusión:

Huehuetl (Tambor alargado).

Teponaztli (Tronco hueco)
Tzicahuiztli (Raspadores a base de huesos humanos).
Ayacatchtli (Sonajas).


De Aliento:
Atecocolli (Caracol marino).



Tlapitzalli (Flauta pequeña)
Chililihtli (Flauta grande de cuatro cañas).


De Cuerda:
Tinya (único instrumento de de cuerdas consistente en una caja de resonancia con cinco cuerdas, su origen es maya.

Los cantos y bailes aztecas no eran solo una diversión o entretenimiento, sino un medio de comunicación. Los jóvenes aztecas se reunían en los Cuicacalli, centros educativos donde aprendían la historia y proezas de su pueblo por medio del canto y el baile. Las presonas encargadas de este tipo de enseñanza se denominaban Tlapizcatzin, Tzapotlateohuatzin, Tlamacazcateutl y Epcoaquacuiltzin Tec Pic Toton, que era el poeta compositor


El proyecto de percusiones y música pre-Colombina "Nahui-Ollin" es una interpretación intuitiva de los sonidos
de la cultura Azteca y Maya.


viernes, 11 de noviembre de 2011

MÚSICA REGIONAL

México por su extensión territorial es un país de culturas diversas, delimitadas geográficamente en que las ideas, la educación, la cultura, las costumbres, el vestido, la alimentación, la vivienda y la música las hace ser diferentes una de otra. Es así como podemos hablar de la región del Bajío, Costa Occidental, Huasteca, Norte, Península de Yucatán, Sureste y la Costa Chica.

Bajío.
Comprende los Estados de Guanajuato, San Luis Potosí, Jalisco y Michoacán.
El Bajío tiene una gran riqueza, especialmente si hablamos del Jarabe, que es una danza que consiste en la sucesión de partes instrumentales ligadas por una copla que finaliza con la Diana.. El Jarabe es generalmente interpretado por el Mariachi. En el Estado de Guanajuato existe otra tradición musical formada por dos grupos o conjuntos que son la Rondalla y la Estudiantina o Tuna. Originalmente la estudiantina estaba integrada por estudiantes de Preparatoria o Facultad y ejecutaban mandolinas, guitarras, acordeones y contrabajo, para entonar cantos amorosos a la novia, estos cantos eran entonados por la madrugada y a tal acontecimiento se le llamaba Alborada o Serenata. La Rondalla estaba integrada solo por guitarras.


Costa Occidental
Comprende los Estados de Sinaloa, Nayarit, Colima y las costas de Jalisco y Michoacán.
Musicalmente hablando podemos notar la presencia de formas musicales como el Son que es una pieza musical que combina partes vocales o cantadas con partes instrumentales, destinadas a ser bailadas en forma de Zapateado.
En esta región encontramos tres diferentes grupos o conjuntos musicales: La Tambora Sinaloence, compuesta por instrumentos de aliento y percusión; el Conjunto Abajeño cuya ubicación es Michoacán y esta integrado por Saxofón, Clarinete, Trombón y Violín; y el Mariachi de Jalisco, compuesto por violines,  jaranas, guitarras y trompetas.


Huasteca
Comprende los estados de Tamaulipas, Hidalgo, Parte de San Luis Potosí, Querétaro, Norte y centro de Veracruz, específicamente Tlalixcoyan, Hueyapan y Tuxtlas) y el este de Puebla.
El huapango es la música característica de la zona Huasteca. Existen diferentes teorías para explicar la etimología de la palabra huapango; la más convincente de ellas es la que afirma que el término se deriva de la raíz nahualt Cuauhpango palabra que se utiliza para designar a los indígenas que habitaban junto al río Pánuco o Pango.
Diferencias en la ejecución crean variantes dentro del estilo Huasteco; es así que los Huapangos de Hidalgo y san Luis Potosí son por lo general más lentos que aquellos de norte de Veracruz y sur de Tamaulipas.
El Conjunto huasteco se compone de violín, Jarana, guitarra huapanguera (de ocho o diez cuerdas), y guitarra ordinaria. El Conjunto típico Jarocho usa generalmente un Arpa Criolla de 32 cuerdas, un Requinto, guitarra pequeña de 6 cuerdas afinadas a una cuarta superior de la afinación tradicional de la guitarra y una Jarana, instrumento parecido a la guitarra, con la diferencia que esta tiene 8 cuerdas, tres dobles y 2 sencillas.




Norte
Comprende los estados de Baja California Norte y Sur, Sonora, Chihuahua. Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.
La música Norteña es una mezcla de estilos y elementos de diferente procedencia. Se cultiva un género heredado de estilos europeos, como la Polka, la Redova, la Mazurca, la Varsoviana y la Polonesa. Durante la Revolución (iniciada en 1910) los sucesos de cantaban en forma de Corrido, género que se deriva de las Cantigas. La instrumentación del conjunto típico Norteño consta de acordeón, bajo sexto, guitarra, tololoche (Contrabajo) y Redova (instrumento de origen chino que consiste en una caja de madera con una ranura al centro), el arte de quien ejecuta dicho instrumento es el bailar y tocar al mismo tiempo.


Península de Yucatán
La Jarana es la música tradicional del estado y la península de Yucatán. Existen varias teorías sobre la procedencia de la Jarana, algunos investigadores aceveran que procede de los sonecitos y las tonadillas españolas. Otros la asemejan al Fandango y a la Jota Aragonesa. El célebre musicólogo Gerónimo Baqueiro Foster afirma que existen dos tipos de Jarana yucateca, de 6/8, zapateado y el de 3/4, valseado. De los más añejos se puede mencionar el Chuleb, Xochita, Xulab, y Churuxito.

La Jarana es una forma bailable que se hizo característica de las Vaquerías, fiesta que organizaban los vaqueros para hacer su recuento de ganado. Es principalmente instrumental, en tonalidad mayor. Existe un descanso en el cual se escucha el grito ¡Bomba! y uno de los ejecutantes recita versos, actualmente picarescos como por ejemplo:

Quiero ser tu zapatito
y calzar tu lindo pie
para mirar un ratito
lo que el zapatito ve.

Sin embargo, en sus orígenes contenía versos galantes de lenguaje refinado.

con tu terno rebozo y zapatilla
desprecias el tocado de Castilla
por lucir orgullosa los que es tuyo
yo quisiera mestiza yucateca
el alma convertir en una rueca
y tejerte en las mallas de un arrullo.



En un principio se ejecutaba con instrumentos de cuerda punteada, sin embargo se fue incrementando la instrumentación hasta llegar a ser ejecutada por instrumentos de aliento.
Otro tipo de música tradicional de estos lares es el canto difundido por la Trova Yucateca la cual fue el fruto de la cercanía con la isla de Cuba, ya que a la península yucateca llegaban companías de teatro de revista que ejecutaban Guarachas, Guajiras, Rumbas y Boleros. Como era de esperarse se comenzó a crear un mestizaje musical que dio por resultado el estilo característica de la Trova Yucateca.

Sureste
Comprende los Estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco.
La pieza tradicional de esta región es la Sandunga cuya etimología Zapoteca nos indica que su significado es Saa: Música y Ndu: Profundo, Música o canto profundo. La Sandunga tiene las siguientes partes: Introducción en la que abunda la improvisación instrumental, con adornos y solo de clarinete, en realidad de trata de verdaderas variaciones del tema principal. A esta parte de 62 compases, se le conoce como paseo. Al finalizar el paseo, el cornetín anuncia la entrada del Zapateado en donde se escucha uno de los versos de la Sandunga.
El conjunto típico de esta región es la Marimba que tiene dos maneras de integrarse. la primera formada por Marimbas de diferente tesitura. Cabe mencionar que la Marimba es un instrumento creado por el Guatemelteco Sebastián Hurtado en 1895, construido por una serie de tablillas de Palo de Rosa con resonadores metálicos cubiertos de madera del mismo material que las tablillas. La variante consiste en integrar dos o tres Marimbas, bombo o batería, clarinete y cornetín, en ocasiones se introduce el Saxofón.


Costa Chica
Abarca la costa del Estado de Guerrero y la Costa Norte del Estado de Oaxaca.
La pieza musical característica de esta región es la Chilena, que como su nombre los indica procede de Chile y se adoptó en Guerrero a mediados del siglo XIX, no sin sufrir algunas transformaciones que la convirtieron en una aproximación al Son, como un baile de parejas y zapateado. Es un baile de tarima al igual que el Son y el Huapango. Las coplas se refieren generalmente a asuntos amorosos, aunque suele haber coplas que describen la región. Al igual que los Sones, los Huapangos y los Corridos, se alternan versos con estribillo y se termina con un verso de despedida.
El baile imita el cortejo del gallo y la gallina, y se baila con un pañuelo rojo en la mano.
La instrumentación del grupo musical característico de esta región consta de Arpa, Violín, Jarana, Bajo sexto y Requinto.


GÉNEROS DE LA MÚSICA MEXICANA

Canción: Es, en un sentido estricto, como lo entendían los griegos, un canto apoyado por la lira (instrumento); es más, el canto lírico no requiere forzosamente de acompañamiento porque brota espontáneamente del alma en momentos en que la palabra es insuficiente para expresar sus sentimientos.


Canción Ranchera: Es aquella en la que, con un lenguaje sencillo, cotidiano, se hace referencia al ambiente campirano propio del rancho y entorno, paisaje, tradiciones, indumentaria, gastronomía, oficios y faenas, pasiones y estados de ánimo. Las melodías son igualmente sencillas. La esencia de la canción ranchera reside básicamente en el texto y no la indumentaria del intérprete o del grupo instrumental con el que se acompañe.


Son: Obra del género lírico, generalmente bailable con acompañamiento instrumental en la que suelen escucharse coplas referentes al título o tema que le da origen. Su principal característica reside en que imita, reproduce o remeda los rasgos particulares y hábitos de las personas y de los animales, así también exalta los atributos y cualidades de las cosas.



Jarabe: Obra del género coreográfico, es un baile de pareja suelta independiente, de carácter más bien picaresco o apicarado, de tiempo vivo y de movimientos airosos, ágiles e incluso virtuosísticos, su rasgo imprescindible es el zapateado.



Corrido: Obra del género épico – narrativo que hace referencia a sucesos, personajes históricos, tradicionales y legendarios de la vida local, regional o nacional. Luego de su esquema primario de crónica testimonial, adquirió paulatinamente una estructura propia en la que figuran, aunque no siempre en el mismo orden, los elementos siguientes:

  1. Solicitud de permiso o venia.
  2. Ubicación del lugar, fecha o época.
  3. Presentación del personaje o asunto.
  4. Desarrollo.
  5. Desenlace.
  6. Moraleja (ejemplo o reflexión).
  7. Despedida.


Valona: Obra del género declamatorio – musical, es de carácter picaresco y chocarrero, y se ha llegado a consagrar el doble sentido como elemento fundamental del humor que suele caracterizar a este género; es iniciada por una introducción musical que culmina con el recitado de una cuarteta; en los ejemplos más viejos, cada uno de sus versos sirven de pie forzado para las cuatro décimas que se entonan a continuación, separados por frases musicales acentuadas por acordes; la valona termina con cuarteta de despedida que se liga con la primera frase musical de un son que sirve de final a la pieza.